Como recoger tus propias semillas para sembrar en casa

Recolectar nuestras propias semillas para sembrar en casa tiene varias ventajas. Podremos tener plantas nuevas sin necesidad de comprarlas, nos aseguraremos que estas semillas no han sido tratadas con ningún producto, y podremos intercambiarlas con otros amigos hortelanos.

Deberemos elegir plantas fuertes y libres de enfermedades. En el caso de los frutos, esperaremos a que estén muy maduros, le quitaremos los restos del fruto a las semillas y las dejaremos secar varios días en un lugar seco y ventilado. Posteriormente deben guardarse en un lugar fresco y seco, como un tarro de cristal. Nosotros hacemos sobrecitos de papel, metemos las semillas, y guardamos los sobrecitos en una caja, apuntando bien el nombre de la planta y la fecha en la que recogimos las semillas.

Las actividades del huerto tienen muchos beneficios para los niños. Los niños pueden participar de esta actividad recogiendo ellos mismos las semillas, y fabricando y decorando los sobrecitos para guardarlas. Éstas son algunas de las semillas que hemos recogido en nuestro huerto ecológico:

 

SEMILLAS DE LECHUGA

La lechuga es una de la reinas del huerto para niños ya que es un cultivo fácil y que se puede empezar a cosechar de forma rápida. Cuando una de nuestras lechugas espiga (se forma un tallo floral central y la planta de lechuga crece verticalmente), las hojas se vuelven amargas. Sin embargo, en lugar de arrancarla, podemos dejar que se desarrollen las flores y maduren las semillas, para sembrar en casa nuestras propias lechugas “hijas”.

Lechuga espigada

Cuando la lechuga espiga la planta se alarga y pierde su forma característica

A partir de las flores de una lechuga pueden conseguirse muchas semillas

A partir de las flores de una lechuga pueden conseguirse muchas semillas

Para recogerlas, debemos esperar a que la flor se seque y las semillas estén maduras. Estas semillas tienen unos pequeños “pelitos” que favorecen que las semillas sean arrastradas por el viento, pudiendo así las nuevas plantas alcanzar nuevos lugares sin necesidad de competir con los nutrientes del suelo de su planta “madre”. El problema de esto es que puede que cuando vayamos a recoger las semillas, se las haya llevado el viento. Para evitarlo, podemos atar una media o una bolsa de papel alrededor del tallo floral, para que las semillas queden dentro. Una vez secas las flores, podremos cortar el tallo y sólo tendremos que sacudir la media o la bolsa para obtener las semillas.

Las semillas de la lechuga tienen unos "pelitos" que les permiten usar el viento para dispersarse

Las semillas de la lechuga tienen unos “pelitos” que les permiten usar el viento para dispersarse

¿Sabías que las plantas que utilizan el viento para dispersarse se denominan anemócoras?

SEMILLAS DE RÚCULA

Si queremos recoger semillas de rúcula para sembrar en casa, debemos dejar que la planta espigue y forme el tallo floral.

Flores de rúcula

Flores de rúcula

A partir de la flor se forman unas vainas que contienen las semillas en su interior. Es importante esperar a que las vainas se sequen en la planta, porque si las recogemos antes, cuando todavía no se han secado, las semillas estarán inmaduras y no germinarán. Tampoco hay que esperar demasiado para recogerlas, pues pueden abrirse y perderse las semillas.

Vaina de rúcula

Vaina de rúcula

 

SEMILLAS DE ALBAHACA

La albahaca tiene unas flores pequeñas y blancas. Debemos esperar a que las flores se sequen para que las semillas maduren.

Flores secas de albahaca

Flores secas de albahaca

Posteriormente desmenuzaremos la flor seca con los dedos, recogeremos las semillas y las guardaremos en un sobrecito de papel (podemos guardar la flor seca entera en los sobrecitos).

Las semillas de albahaca son muy pequeñas y de color oscuro

Las semillas de albahaca son muy pequeñas y de color oscuro

Cada flor suele tener unas 4 semillas, que son muy pequeñas. y cuando maduran adoptan un color marrón oscuro o negro.

Hemos cortado dos flores de albahaca para ver mejor las semillas, que están en la base de la flor

Hemos cortado dos flores de albahaca para ver mejor las semillas, que están en la base de la flor como se puede ver en el esquema

¿Te animas a recoger tus propias semillas en tu huerto casero? ¡Comparte con nosotros tu experiencia!

 

Author: Familia jardinera

Share This Post On

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *