¡Me importa un rábano!

Sí, nos importan los rábanos, porque son una planta ideal en el huerto para niños:

  • Es una planta fácil de cultivar. Los rábanos crecen muy rápido, en unas 4-6 semanas podemos cosecharlos, por lo que son interesantes para los pequeños hortelanos, que suelen tener menos paciencia.

  • No necesitan mucho volumen para crecer. Pueden desarrollarse en macetas por lo que los puedes sembrar en casa, aunque vivas en un piso con poco espacio.

Hay que tener en cuenta algunas cosas para que nuestros rábanos se desarrollen bien:

  • Realizaremos la siembra de forma directa, en el lugar definitivo, ya que podríamos dañar las raíces si los transplantamos.
  • No debemos sembrarlos muy juntos, pues la raíz necesita espacio para “formar” el rábano. Si nos salen varios muy juntos podemos aclarar, es decir, quitar algunos y dejar sólo la planta más fuerte.

  • No se debe retrasar mucho la cosecha, pues pueden volverse muy fibrosos. Por eso, es recomendable no plantar muchos de una vez, sino hacer una siembra escalonada, es decir, plantar pequeñas cantidades cada cierto tiempo, por ejemplo cada 15 días.
  • Hay que regarlos regularmente, ya que la sequía puede hacer que tengan un gusto muy picante.

En este vídeo podrás ver cómo crece un rábano desde la semilla hasta la cosecha, ¡esperemos que os guste!

Os deseamos una buena cosecha de rábanos 🙂

 

Author: Familia jardinera

Share This Post On

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *